Ahorro y gestión del agua en hoteles

Ahorro y gestión del agua en hoteles

Por su nivel de actividad, los hoteles generan un elevado impacto en términos del consumo de energía y de agua, especialmente en los complejos destinados al turismo veraniego y al ocio. En un hotel medio, en términos de costes de explotación, la energía tiene una influencia del 15%, y el agua tiene un 5%. En ese sentido, una gestión adecuada puede reportar interesantes beneficios en términos de economía, respeto medioambiental e imagen.

Analizándolo un poco más en detalle el tema del agua, podemos ver que, en función de la categoría del hotel, y de su tipología (playa, spa, negocios, low-cost), el consumo de agua puede variar entre 200 litros y 500 litros por cliente y día.

En cuanto al reparto, también depende del tipo de hotel, ya que influirá mucho si hay piscina, spa, zonas ajardinadas, etc. En cualquier caso, podemos afirmar que la parte más importante se encuentra en las habitaciones, donde nos moveríamos en una horquilla de entre el 70% y el 90% del total.

A la vista de estos datos, es evidente que una actuación en los dispositivos de las habitaciones repercutirá de forma decisiva en el consumo total del agua del hotel, y, por tanto, en el coste de esta partida para la empresa.

Ahorro de energía

Por supuesto, el ahorro de agua produce indirectamente ahorro de energía, por dos vías diferentes:

  • Energía necesaria para el ACS: 30 kWh/m3

  • Energía necesaria para los grupos de impulsión: 0,5 kWh/m3

Estos costes representan el 25% del coste total energético de un hotel. Podemos por tanto intuir el efecto positivo que tendría reducir el consumo de agua en la factura energética del hotel.

Influencia en los costes operativos

Con los datos comentados, consideremos un proyecto de ahorro de agua que sea capaz de reducir el consumo en un 50%. ¿Qué efectos tendría sobre los costes operativos del hotel?

  • Directo, por ahorro de agua: 2,5% de reducción (50% del 5%)

  • Indirecto, por ahorro de energía: 1,9% de reducción (50% del 25% del 15%)

  • TOTAL: 4,4% de reducción

En el contexto actual de crisis, un potencial de reducción de costes operativos de esta magnitud no debería ser obviado por ningún establecimiento.

¿Qué estrategia seguir para empezar a ahorrar agua?

Una herramienta necesaria para conseguir el objetivo de ahorro de agua es la implantación de un Plan de Gestión Integral del Agua en el hotel. Si además se vincula con un Plan de Gestión Energética, será más efectivo.

Tras la realización de una auditoría hídrica para conocer la situación inicial, su contenido se focalizaría en los siguientes 5 aspectos:

  1. Implantación de tecnologías eficientes (puntos de consumo, bombeo, control)

  2. Incluir las instalaciones hídricas en el Plan de Mantenimiento del hotel

  3. Estudiar proyectos de optimización de las instalaciones

  4. Estudiar proyectos de reutilización de las aguas grises generadas en el hotel

  5. Sensibilizar a empleados y clientes sobre el uso eficiente del agua

En el próximo post nos centraremos en el primer punto (implantación de tecnologías eficientes), y más en concreto en las habitaciones (cabezales de duchas, grifos y cisternas), que es donde se realiza porcentualmente el mayor gasto.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Tipo de código

Promociones especiales

No hay productos especiales en este momento.